pruebas_de_sonido

Pruebas de sonido en directo: 10 consejos para técnicos

Aquí van 10 hábitos que os pueden ser útiles a la hora de hacer pruebas de sonido en cualquier sonorización en directo. A mi me funcionan, partiendo de la premisa de que normalmente busco que las pruebas de sonido sean rápidas y efectivas. Los músicos y los técnicos agradecen mucho la rapidez a la hora de probar.

Espero que os sirvan…

1. Anticípate a las pruebas de sonido en todo lo que puedas.

Todo lo que puedas hacer antes de tener al grupo encima del escenario es tiempo ganado. Si sabes que vas a poner filtros paso alto en algunos canales, actívalos (ya los ajustarás después). Si vas a utilizar 4 efectos distintos, configúralos. Nombra los canales. Chequea todas las líneas. Incluso puedes activar las puertas de ruido poniendo el threshold muy bajo para que en el momento de probar esté siempre abierta y luego la terminas de ajustar. En definitiva, creo que es interesante avanzar todo lo que se pueda antes de hacer subir a la banda en el escenario (si llevas una escena de la mesa ya preparada, entonces revisa la configuración y asegúrate de que se ha cargado todo y no se ha desconfigurado nada).

mesa_prueba_de_sonido

Preparar la mesa antes de la prueba nos va a permitir ahorrar mucho tiempo.

2. Estudia el espacio acústico.

Es fundamental saber cómo responde el equipo de sonido en el espacio acústico en el que nos encontramos. Debemos saber qué sucede en todo el espacio donde va a haber público y, por supuesto, en el control. De esta manera, podremos tomar decisiones de mezcla con criterio. Imagina que en el control hay un exceso de graves y en el resto del espacio no. Tendremos que hacer una mezcla que en el control esté pasada de graves para que en el resto de espacio esté compensada. Por tanto, una de las cosas que siempre hago, es darme una vuelta por el espacio escuchando la respuesta del sistema.

La típica palmada que dan los técnicos de sonido al llegar a una sala es para escuchar la respuesta de impulso de la sala… (imagen extraída del vídeo Novias de técnicos de Pablo Gil)

3. Revisa la posición de la microfonía.

Al trabajar normalmente en directo con microfonía direccional y muy próxima a la fuente sonora, cualquier cambio de posición por pequeño que sea suele ser muy significativo. Antes de empezar cualquier prueba de sonido/concierto, es muy recomendable subir al escenario a revisar que todo está como debe.

Evitemos cosas como esta…

4. Simplifica. Menos es más.

No por utilizar más procesadores y micrófonos un técnico es mejor o mezcla mejor. Soy un firme partidario de que, especialmente en el mundo del directo, menos es más. Utilizo los micrófonos indispensables y siempre voy a asegurar el resultado en primer lugar. Que la mezcla suene de la forma más eficaz y rápida posible. Los experimentos es mejor dejarlos para otro momento, especialmente si por ejemplo nos toca mezclar con una mesa que no conocemos bien.

En general, me gusta utilizar sólo la cantidad de micros indispensable para conseguir el sonido que busco.

5. Por muy perfecto que esté todo en la prueba, las condiciones van a cambiar a la hora del concierto.

Esto es así. El público y la variación de las condiciones ambientales va a hacer que la acústica varíe. Incluso el grupo no va a tocar con la misma intensidad en la prueba que en el concierto. Las condiciones van a cambiar, así que en vez de gastar mucho tiempo en la prueba para conseguir la mezcla perfecta, lo que hago es conseguir en la prueba de sonido una mezcla muy buena (aunque no perfecta) gastando menos tiempo, y ya la terminaré de dejar impecable una vez empiece el show.

Las condiciones de la prueba al concierto suelen variar siempre de forma significativa.




Train Your Ears

6. La batería es un único instrumento formado por múltiples elementos.

Cuando pruebo el sonido de una batería, no le veo utilidad a probar los diferentes elementos (bombo, caja…) de forma individual. El batería, normalmente, no va a tocar sólo el bombo o sólo la caja. Así que lo que hago siempre es pedirle que vaya tocando un ritmo y voy abriendo poco a poco los micros. Esto tiene varias ventajas: El batería toca con una dinámica real, no se aburre y la captación que tenemos en los micros es mucho más real que si probamos cada elemento por separado.

7. No quites el ojo del escenario.

Me parece importante no quitar el ojo del escenario porque allí es donde está sucediendo todo lo que mezclamos y pueden pasar mil cosas. Te pueden hacer gestos desde el escenario, pueden mover micros sin tu consentimiento… Desde luego que tenemos que hacer ajustes en la mesa durante la prueba, pero no descuidemos el escenario.

Procura no despistarte: en el escenario siempre están sucediendo cosas.

8. Adapta la mezcla al rango dinámico disponible.

Dependiendo del equipo que tengamos y del nivel del ruido de fondo del espacio donde se celebre el evento, vamos a poder tener una mezcla con más o menos rango dinámico. En mi caso, si tengo margen de sobra, siempre voy a buscar tener una dinámica amplia en la mezcla, pues todo va a sonar mejor. Cuando el equipo o las condiciones de ruido no me van a permitir tener todo el rango dinámico que me gustaría, es cuando empiezo a comprimir con el objetivo de hacer encajar la mezcla en el espacio dinámico disponible.

rango dinamico en la mezcla en directo

Me gustan las mezclas con dinámica, pero en ocasiones no queda más remedio que aplicar compresión para encajar todo dentro del rango dinámico con el que contamos.

9. Comprueba el margen que tienes antes de llegar al feedback.

Me gusta tener guardados en la recámara unos cuantos dBs de presión sonora por si tengo que tirar de ellos en algún momento. En las pruebas de sonido suele haber un momento en el que subo el nivel más de lo que en teoría voy a utilizar en el concierto. Necesito saber cómo responde el equipo y si tengo margen antes de llegar al punto de realimentación. De esta forma, sabré el margen que puedo subir durante el show en el caso de necesitarlo.

Es importante saber qué margen tenemos hasta el punto de realimentación, especialmente en canales problemáticos.

10. Ya has terminado las pruebas de sonido. No te olvides de guardar la escena.

Una vez que hemos terminado las pruebas de sonido, todos deberíamos hacer siempre una copia de la escena en una memoria USB. Y digo siempre, sin excepción. Nunca sabemos lo que puede suceder en el intervalo entre la prueba y el concierto, desde que la mesa se estropee hasta que alguien borre las memorias por error. Si tenemos copia (nos lleva 1 minuto hacerla), seguro que alguna vez nos libraremos de un buen susto.

Espero que este contenido os sea de utilidad. Podéis añadir vuestras recomendaciones en los comentarios, o compartir el artículo con personas a las que les pueda interesar.

5 comentarios
  1. Erick Padilla
    Erick Padilla Dice:

    Hola Jorge, gracias por los tips y la información. Me gustaría saber más de tu método del punto 8. Concuerdo mucho contigo en el punto 1, mi ideología de trabajo en monitores para festivales es ser lo más invisible posible, esto es tener todo previamente preparado para que los ajustes sean mínimos sobre la marcha.
    Saludos!

    Responder
    • Jorge Sastrón
      Jorge Sastrón Dice:

      Hola Erick,
      he cambiado la imagen del punto 8 por otra más ilustrativa, para intentar que quede más claro. Espero que te sirva. Saludos!

      Responder

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *