La mochila del técnico de sonido

Todos los técnicos de sonido directo vamos siempre con nuestra mochila a la espalda (o maleta arrastrando, en algunos casos). Allí es donde guardamos todo lo que creemos que podemos llegar a usar en cualquier momento de nuestros trabajos para cualquier empresa de sonido profesional.

Aquí os voy a contar lo que no falta nunca en mi mochila de directo, por si acaso…

ACTUALIZACIÓN 28 de Abril de 2017: Cada vez llevo más cosas en la mochila, así que sigo actualizando la lista. Me encantaría reducir la cantidad de material, pero no se qué hago que cada vez es más. Eso sí, mi mochila ahora ya lleva ruedas, porque es inviable llevarla cargada a la espalda.



    1. Auriculares. Por si necesitamos monitorizar o chequear algo desde la intimidad que proporcionan los auriculares. Esto no debe fallar en ninguna mochila de directo. En mi caso, utilizo los Sony MDR-7506. Suenan muy bien y abultan muy poco gracias a su ingenioso sistema de plegado. Inconvenientes: Las almohadillas se desgastan en exceso, hay que cuidarlas mucho porque además los repuestos no son baratos.
    2. Multiherramienta Leatherman. Te sacará de más de un apuro cuando menos te lo esperes. Aquí hay cientos de modelos a elegir. En mi caso opté en su día por una de las más sencillas, la Leatherman Wingman, pero tampoco he sentido nunca necesitar más. Destornilladores, navajas, tijeras, alicates… suficiente para mi. Para el que necesite más, hay cosas más potentes como la Leatherman Charge.
    3. Adaptadores. De todo tipo. XLR hembra – XLR hembra, XLR Macho – XLR Macho, XLR-TRS, RCA-TS, empalmadores de Speakon, etc. Siempre acaba haciendo falta alguno, y normalmente suele ser el que no llevas, así que por eso llevo siempre una bolsa llena de todos ellos, y normalmente en parejas, por si hay que adaptar algo en estéreo. Al final acabas gastando una pequeña fortuna en adaptadores, pero es un salvavidas de primera necesidad.
    4. Linterna o frontal. Durante muchos años he llevado la típica Mag-Lite de toda la vida, pero en los últimos tiempos me he acostumbrado al Frontal LED. Y hay que reconocerlo, es más cómodo porque te libera las manos, aunque no termino de llevarlo con naturalidad. Será cuestión de tiempo, supongo. Efectivamente, ya lo tengo totalmente integrado.
    5. Guantes. Para cuando toca cargar, descargar, cablear, recoger snakes… He visto a mucha gente incapaz de trabajar con guantes, pero a mi los guantes me han salvado de unas cuantas pequeñas desgracias. Personalmente me gustan los que llevan 3 dedos recortados, como estos.
    6. Rotuladores. Siempre hay algo que marcar. Y suelo llevar dos, por si las moscas. El típico rotulador negro permanente.
    7. Cintas de marcar. Últimamente ya no uso cinta de papel o carrocero. Todas las empresas llevan hoy por hoy sus cables con velcros, y para marcar las mesas de sonido no me gusta la de papel. Prefiero utilizar cintas tipo Tesa, de la que no deja residuos de ningún tipo. Cinta americana no llevo nunca, porque eso ya abulta mucho y normalmente la ponen las empresas.
    8. Pendrives. Hoy en día con las mesas digitales tampoco te puedes despistar con el tema del almacenamiento. Siempre llevo uno o dos pendrives en un bolsillo de la mochila por si tengo que guardar o cargar alguna escena en la mesa de turno.
    9. Tapones a medida. Los míos me los hice en Gaes y es una inversión fundamental si te dedicas al sonido directo, para los momentos que no necesites tener que estar aguantando la brasa. Yo tengo dos atenuaciones distintas, de -15db y -25db.
    10. Pilas. Al menos un paquete de AA, otro de AAA, y una pila de 9v. Otra de las típicas tonterías que te acaban sacando de un apuro. Eso sí, sólo las utilizo en caso de emergencia.
    11. Comprobador de pilas. Un regalo que me hizo mi colega técnico de luces Vladi, que se compró uno de oferta en Lidl y me compró otro a mi también. Superútil, sobre todo de cara a trabajar con inalámbricos. La verdad que le estoy dando mucho uso, mucho más de lo que pensaba en un principio. El que tengo es muy parecido a este.
    12. Cable minijack a dos jack. Para poder conectar el iPhone a cualquier mesa de sonido. Si las entradas son XLR, añado dos adaptadores.
    13. iPhone con su cargador. De un tiempo a esta parte llevo toda la música para probar P.A. en el iPhone. Lo pongo en modo avión y lo conecto a la mesa sin problemas.
    14. iPad con su cargador. Vaya invento el iPad. Una vez que te acostumbras a usarlo para controlar remotamente las mesas de mezclas, ya no hay vuelta atrás. Lo suelo tener actualizado con todos los software de las mesas que suelo usar (normalmente Midas M32, DiGiCo S21, Yamaha M7CL, Ls9, CL, Soundcraft …) y me va de maravilla para cuando tengo que hacer FOH y monitores. Subo al escenario con el iPad y ajusto desde allí. Además, en más de una ocasión lo he utilizado para mezclar el bolo en directo en salas donde el control está en una posición nefasta.
    15. Router wifi y cables de red. Si llevo el iPad, tengo que llevar por obligación un router wifi para poder crear una red a la que conectarme. Hay que tener cuidado porque hay algunos routers que no se llevan bien con los aparatos de Apple. En mi caso utilizo este TP-Link, que no es muy grande y no pesa nada.
    16. Carpeta con riders. Para llevar algunos folios en blanco y los riders de los grupos con los que toque trabajar, planos de escenario, etc.
    17. Un cable bífido XLR. A veces también me ha salvado de líos, para duplicar señales en cualquier momento.
    18. Un levantador de tierra. Un pequeño cable XLR con el pin 1 desconectado de un extremo. En caso de ruidos de tierra en alguna línea puede venir bien insertarlo.
    19. Ordenador. El MacBook Air me acompaña también a todos los bolos. Principalmente para llevar Smaart, si tengo que ajustar o medir algún equipo. También para llevar el software de predicción de los diferentes fabricantes (evidentemente no llevo todos, sólo los de los equipos de las empresas de sonido profesional con las que suelo trabajar). Me acabé comprando el MacBook Air porque es el más fino y el que menos pesa, y con la cantidad de equipo que llevo siempre, el que pese y abulte poco es algo fundamental.
    20. Interface de audio USB. Hasta hace un año llevaba la Mbox2, pero es un horror lo que abulta y pesa esa tarjeta en una mochila tan sobrecargada como la mía. La cambié el año pasado por una ART Dual Pre USB. Es la más pequeña que encontré, y con Smaart funciona a la perfección. Cuando toca hacer ajustes serios multicanal me llevo la Roland Octacapture, que tiene 8 entradas analógicas y me permite hacer muchas mediciones simultáneas.
    21. Micrófono de medición. Si llevo Smaart, me hace falta un micro de medición. He sustituído los populares Behringer ECM8000 por los Mel Lab MYc-3, que son de campo directo, de 1/4″, vienen con su archivo de calibración, aros de colores para identificarlos, menor ruido de fondo y THD y unas fundas a prueba de todo tipo de golpes.
    22. Cable de seguridad. Para que nadie caiga en la tentación de robar el portátil. Conozco compañeros que lo han sufrido, y prefiero tratar de prevenirlo. Kensington es un estandar.
    23. Medidor laser con inclinómetro. Un Leica Disto D5 es el modelo que utilizo yo, fundamental para medir distancias, ángulos de inclinación e introducir los datos en el software de predicción, de tal manera que podamos calcular la angulación adecuada para el equipo. Tiene gran alcance y cámara para fijar bien el laser en distancias largas. El Disto D5 está descatalogado, pero su sucesor es el Leica Disto D510.
    24. RF Explorer. La cada vez mayor presencia de sistemas inalámbricos de todo tipo en los eventos ha hecho que ya casi no saque nunca de la mochila el analizador RF Explorer. Esto nos permite visualizar las señales que se encuentran en el espectro electromagnético, de tal forma que podamos hacer una buena coordinación de frecuencias, evitando muchos problemas. Hablé de este aparato en este otro artículo.
    25. Cinta luminotécnica.  Se trata de cinta fluorescente para marcar posiciones en el escenario que se tienen que ver con poca luz. Aunque es más utilizada por los técnicos de iluminación, al final la uso más de lo que pensaba en algunos espectáculos en los que los músicos tienen que salir a escena a oscuras.
    26. Bolso de trabajo. Además de la mochila, he tenido que añadir un bolso-cinturón para el trabajo. Lo compré en www.bolsosseguridad.com y la verdad es que estoy muy contento con él. Llevo el frontal, los rotuladores, las cintas, las llaves, pendrives, tapones… y todo bien a mano. El mío es el modelo Bolso Matón 705.

Finalmente, todo esto tiene que estar organizado. Para eso utilizo unas cuantas fundas con cremallera para poder clasificar el material y que sea más sencillo encontrar cualquier cosa.


Creo que no me dejo nada importante, aunque como ya sabéis, cada cierto tiempo voy incrementando la lista (muy a mi pesar, que siempre trato de llevar lo mínimo imprescindible). Si creéis que debería añadir algo (todo esto ya es un peso considerable, os lo aseguro) no dudéis en comentar.

12 comentarios
  1. Fision Boy
    Fision Boy Dice:

    Buenas a todos,¿qué tal?
    Estoy de acuerdo,pero yo añadiría algunas cosillas,jejeje.Ahí van:

    1.- Tester de conexiones tipo Behringer (http://www.behringer.com/EN/Products/CT100.aspx),o similar ,para chequear todo el cableado que vas a ir usando,etc.
    2.- Polímetro,para cuando hace falta algo más.
    3.- Soldador y estaño,para urgencias.
    A partir de aquí,son más de “producción”,no de técnico.Pero para mí,imprescindibles.
    4.- “Buen rollito”. Un “buen rollito” de papel higiénico,porque nunca sabes en que plazas vas a “torear”.
    5.- Crema de protección.En spray mejor.Pringa menos.De 30 “parriba”.No sólo por no quemarte.Sino por los cánceres,y por las manchas que salen en la cara.Yo ya voy teniendo unas pocas,de no usarla en tiempos….
    6.- “Kit de supervencia”.Cajita con tus medicinas de la alergia(Ventolín,etc),Espidifen,Almax,Paracetamol…..para urgencias.Porque no hay cosa peor que trabajar jodido.La usas (o compartes) más de lo que te crees.

    Responder
    • Coco
      Coco Dice:

      Gracias por el aporte. Al final cada uno nos tenemos que hacer el kit personalizado. La crema de protección y el kit de supervivencia lo voy a sumar a mi mochila, jeje.

      Por cierto, el tester de conexiones tipo Behringer, aunque tengo uno, no lo saco nunca de bolo. Lo que si que utilizo últimamente (es una adquisición reciente) es el XLR Sniffer de Sound Tools (http://soundtools.com/xlrsnifsend.html), brutal para comprobar una manguera en un momento: Enchufas la alimentación phantom en todos los canales de la mesa y te vas al escenario con el aparatito en cuestión. En dos minutos has chequeado por completo una manguera de 32/8.

      Un saludo!

      Responder
  2. Benjamin Borras Vargas
    Benjamin Borras Vargas Dice:

    Gracias siempre hay algo que aprender son muy amables al compartir Sus experiencias con los colegas solos no somos nada mis felicitaciones

    Responder
  3. Arturo
    Arturo Dice:

    Buenas! Me está sirviendo de mucho tu articulo, soy joven y llevo relativamente poco en el mundillo y de vez en cuando me toca alguna putadilla sin prever que te da el susto. Tengo varias preguntas. Yo suelo trabajar contratado por la empresa de sonido.
    1. Que materiales debe llevar la empresa? Pienso que por ejemplo el ordenador con interfaz, microfono de medicion, ipad deberia llevar la empresa.. (si le pasa algo a mi equipo personal me lo deberia pagar la empresa?)
    2. Recomiendas alguna marca/tipo de mochilas en concreto, por lo que suelo llevar, mi portatil, el ipad y una sudadera por si hace frio ya no me cabe nada mas y no es pequeña la mochila, pero todas las mochilas que encuentro con mas capacidad son de montaña.
    Un saludo, y gracias!

    Responder
    • Jorge Sastrón
      Jorge Sastrón Dice:

      Hola Arturo,
      voy a intentar responder a tus preguntas dándote mi opinión.

      En cuanto a la primera pregunta, creo que la empresa debería proporcionarte al menos el material mínimo imprescindible para hacer tu trabajo. Por ejemplo, el ordenador, micro de medición o ipad puede que muchas veces no sea imprescindible, puedes hacer una sonorización sin esos elementos. La mesa de mezclas o la microfonía básica si que la debería aportar la empresa.

      En mi caso, yo llevo siempre todo ese material que nombre en el artículo, porque o bien trabajo para mi propia empresa y lo aporto yo, o si trabajo como freelance para otras empresas en el precio de mis servicios ya cuento en cierta manera con el material que aporto.

      Respecto al tipo de mochila, actualmente llevo una mochila grande que además tiene ruedas (se puede usar como mochila o como maleta con ruedas). La mía es de la marca Totto, pero últimamente he visto a muchos compañeros con una mochila con ruedas de IKEA, que es un poco aparatosa pero debe estar bien de precio: http://www.ikea.com/es/es/catalog/products/50217766/

      Gracias por comentar, un saludo.

      Responder

Trackbacks y pingbacks

  1. […] tanto, vuelvo a añadir un aparato más al equipaje que llevo en los directos. En este caso he optado por una caja de inyección activa de Behringer, concretamente la DI20. He […]

  2. […] Con unas medidas de 11,3 x 7 x 2,5cm y un peso de 185 gr, no es ningún inconveniente añadirlo a la mochila del técnico de sonido. […]

  3. […] mi no son imprescindibles, si que son interesantes y al final siempre los acabo incorporando a esa inmensa mochila del técnico de sonido de la que ya hablamos hace casi un año y medio en este blog. Con tanto cacharro encima, al final […]

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *